FIRST OF THE GANG TO DIE: “PLAYBACK. ENSAYO DE UNA DESPEDIDA” (2019), AGUSTINA COMEDI #ASTERISCO

por Mercedes Orden

El Sida en su momento fue una catástrofe, pero una catástrofe aglutinadora. Cuando este prototipo gay se instalaba junto con todo ese patrón masculinizante de lo norteamericano -el Gay Power- , el Sida operó como una nueva forma de lucha, una forma de replantearse.
Pedro Lemebel: “Escribo con el pálpito urbano”, por Carelli Lynch, Guido. Suplemento Ñ, diario Clarín, 13-01-2011

Imágenes en VHS retratan las noches en Córdoba, a fines de los años ochenta. Entre pelucas, brillos, aros y perlas las figuras se recortan tras las luces del escenario. Allí están La Colo, La Gallega y La Delpi, integrantes de Kalas, un colectivo performático drag queen y transgénero del que hoy sobrevive una sola. La Delpi recuerda esas jornadas, donde -finalizada la dictadura- las lentejuelas, las plumas y las canciones románticas eran formas que encontraban las protagonistas de este cortometraje para aferrarse a la vida, para simular un mundo lleno de amor y alegría que tantas veces le fue negado. Al menos, en lo que duraran esas noches. Al menos, en lo que duraran sus vidas.

Agustina Comedi (El silencio es un cuerpo que cae) cuenta a modo de documental acerca del sueño caído de una generación que perdió su batalla frente al SIDA, señalando el año 1996 como el momento en que los retrovirales llegaron a Buenos Aires pero no a Córdoba. La directora se enfrenta con dos problemáticas en la comunidad trans de aquel momento, por un lado, la poca esperanza de vida de esta población, y por el otro las diferencias marcadas entre la capital y el resto del país.


La voz en off pausada de La Delpi se une al silencio y a otras voces de cuerpos ahora ausentes para recuperar sus nombres y las anécdotas en La Piaf donde intentaban poner en suspenso sus realidades: “y en cada playback les robabámos a las divas un poco de la eternidad que el mundo nos negaba”, dice ella mirando desde la nostalgia aquella época dorada que resultó ser tan efímera. Este documental congela las sonrisas de las Kalas, antes de que comiencen a morirse.

Playback. Ensayo de una despedida busca los finales felices para La Gallega, los bailes donde los cuerpos brillan, las luces de los escenarios, los juegos con la cámara encendida, las noches de under cordobés, y los ensambla en un montaje a cargo de Valeria Racioppi para entregar un digno homenaje a todas ellas que quisieron ser, que fueron, al menos por un momento, corporalidades libres y festivas.

Comedi se enfrenta a la pérdida, a la exclusión, al hueco que dejó esa generación con su partida, pero también a la solidaridad entre compañeras que juntaban la plata de las entradas de sus shows para unirse en una última pelea. Del mismo modo en que Lemebel manifestaba en una entrevista: “Los taco aguja son mi caballo de batalla”(1), La Delpi concluye “La Colo decía que nuestros nombres eran nombres de guerra, y las lentejuelas, uniformes”, mientras busca posibles finales también para esta historia que sigue ardiendo en ella.

(1) Con pedro por su casa, por Marambio, Soledad. El Mercurio, revista El Sábado, 15 de febrebro de 2002.

Argentina, 2019
Directora: Agustina Comedi. Productora: Magalí Mérida. Directora de fotografía: Magalí Mérida. Diseño de sonido: Guido Deniro. Directores de arte: Federico Tapia y Martín Paolorossi. 13 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s