LA SORORIDAD SIGUE SIENDO PODEROSA: “MENARCA” (2020), LILLAH HALLA #MUBI

por Mercedes Orden

Los grupos radicales de mujeres mantenemos nuestro compromiso con la construcción de la sororidad, con hacer de la solidaridad política entre mujeres una realidad en marcha. Nosotras seguimos trabajando para unirnos a través de la raza y la clase. Seguimos aplicando el pensamiento y las prácticas antisexistas que afirman que las mujeres pueden lograr la autorrealización y el éxito sin establecer relaciones de dominio las unas sobre las otras. Y tenemos la buena suerte de saber, y recordar todos los días de nuestras vidas, que la sororidad en la práctica es posible, que la sororidad sigue siendo poderosa.

bell hooks en “El feminismo es para todo el mundo”

Nanã (Amanda Yamamoto) y Mel (Nathally Fonseca) crecen en una aldea pesquera de Brasil entre aventuras, preguntas y peligros. Ellas juegan, gritan, saltan y trabajan en pleno pasaje de la niñez a la adolescencia, al que se alude desde el título. Comprenden que no todo resulta lúdico en ese territorio, siendo conscientes de la necesidad de acompañarse una en la otra para afrontar la realidad, poner en palabras la atmósfera opresiva que las rodea y buscar soluciones a los problemas que aquejan. Lillah Halla construye un drama que se refuerza a partir de la utilización de una paleta de colores donde el azul impera y la percusión acompaña el ritmo de suspenso.

La directora observa el modo en que la rutina de esta isla se quiebra cuando uno de sus habitantes llega con una red de Nylon, de esas que últimamente retornan vacías -y sirven de excusa para aumentar el precio del pescado en el restaurante local-, esta vez con un ser desconocido en su interior que alborota a los vecinos. Nadie sabe quién es ni su lugar de procedencia, pero encuentran en sus actos defensivos un motivo que les parece suficiente para mantener ese cuerpo encarcelado mientras deciden el castigo que debería recaer sobre él.

Halla se nutre de la leyenda de la vagina dentada para construir una narración de veintidós minutos con una fuerte impronta feminista que se apoya en el concepto de sororidad y en el compromiso como forma de pensar la fortaleza de las mujeres. En ese espacio donde poco llega -apenas unos pescadores, algún que otro pez y gran cantidad de pirañas- Menarca reflexiona acerca de la violencia, los abusos y cuál es el verdadero peligro o, al menos, expone las diferentes interpretaciones que se pueden hacer respecto de este. Mientras las acciones principales ocurren fuera de campo, lo desconocido y lo no dicho guían el relato, a través de personajes retratados de cerca por una cámara movediza que los aprisiona a través de primeros planos. Protagonistas que al igual que la recién llegada parecen quedar inmovilizados, pero eso es solo la apariencia, quizás el acercamiento entre mujeres con sufrimientos en común funcione como una vía de escape a sus destinos.

Brasil, 2020
Directocción: Lillah Halla. Guion: Libia Perez, Lillah Halla. Producción: Gustavo Aguiar, Renata Miyazaki. Edición: Eva Randolph. Dirección de fotografía: Wilssa Esser. Sonido: Rubén Valdés. Música: Karina Buhr, Zé Nigro. Elenco: Amanda Yamamoto, Nathally Fonseca, Aldo Bueno, Amanda Dourado, Dinho Lima Flor, Micheline Lemos. Duración: 22 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s