“EL CAMINO DE TICO TICO” (2019), ALEJO RÉBORA. ESCRIBE: MIGUEL CANEL.

Miguel Canel es un músico platense, creador de los pedales de efecto Dedalo Fx e ingeniero de sonido en su estudio personal Sun King Records, donde ha grabado a muchas bandas locales, entre ellas a El Mató a un Policía Motorizado. Actualmente forma parte de Superpapilas, banda en la que se encarga de guitarras y samplers.

Este es un documental independiente sobre una película independiente, y esta reseña
será un poco sobre las dos cosas .
Empecé a ver este documental sin ninguna noción de la existencia de la película Tico
Tico (2003)
, y lo primero que me impactó fueron las imágenes de la misma. El camino
de Tico Tico, sabiamente, se apoya mucho en imágenes de la película. Filmada en
material fílmico de 16mm y en lugares recónditos pero de inesperada magia visual,
más un excelente trabajo de cámara/fotografía, el documental deja entrever que está
hablando de un film de esos que se deben ver en el cine.

El otro sostén del documental son extensas entrevistas a prácticamente todos los
involucrados en la realización del film, incluyendo su director. “El desafío más grande
es terminar la cosa, no empezarla” dice Marcelo Domizi y no podría estar más en lo
cierto.

A través de una rápida edición nos vamos enterando, en la voz de protagonistas no
siempre de acuerdo entre sí, de los sucesos que rodearon la realización y que pueden
extenderse, sospecho, a la producción independiente en general: momentos de
entusiasmo místico, cosas que provee el azar y vienen como anillo al dedo,
intercalados por dificultades extremas que parecen revelar que un ente superior está
contra nosotros. Así mismo, el director del documental no ignora que el contexto
social es parte integral de cualquier obra. Uno se entera entonces cómo Tico Tico es
hija de los excesos primermundistas de los 90, con un equipo que vivía de la
maquinaria de exacerbación futbolística conocida como Futbol de Primera, sumado a
mozos de bar devenidos actores principales e inmigrantes africanos con un dudoso
dominio del español, y cómo la posterior crisis de comienzos de los dos mil afecta a
todos los involucrados (la película se estrenó finalmente en el año 2003).

Por momentos pecando de un exceso de estética y un montaje posmoderno (hola
Netflix!), el docu nos muestra a veces las imágenes dentro de televisores o marcos
imaginarios, y quizás ahondando en demasía, termina de todos modos redondeando
bien algunas ideas: que vale la pena jugarse por los sueños y que el éxito no tiene nada
que ver con la fama.

Mirá “Risco”, nuevo video de Superpapilas, banda de Miguel Canel.
https://www.youtube.com/watch?v=9z6nS2NezDY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s