¿A DÓNDE ESTÁ LA VIRGEN DE LOS MILAGROS?: “RIO”(2019), DE SANTIAGO CANEL #CINEAR

el

por Mercedes Orden

“No quiero despedidas de ninguna clase. Quiero quedarme tranquila en mi rincón, que no está acá donde no conozco a nadie y no quiero a nadie”
Manuel Puig, Cae la noche tropical

Diferentes historias se suceden en Río, como la de un director que se encuentra con Camila en Hollywood, actriz cuyo deseo es volver a México; o la de una mujer que recorre Buenos Aires mientras recuerda a un hombre de quien no sabe nada hace cuarenta y dos días. “La gente no es buena con los demás, para él yo fui los demás” piensa mientras pide dos helados, uno para ella y otro vasito de torroncino bañado que queda sobre la mesa esperando a quien no va a llegar.

En su primer largometraje, Santiago Canel se pregunta acerca de lo perdido y encuentra diferentes personajes y escenarios que lo ayudan a pensar este concepto. El mensaje sin respuesta, la persona que se va, una relación amorosa en medio de su descomposición son algunas de las formas en que este sentimiento de falta se materializa entre el fílmico y el digital. Los fracasos abundan en medio de los paisajes donde la soledad tiene peso propio. Entre el bar, el hotel, la ruta, la heladería y la casa ajena, hombres y mujeres son retratados en un mero transitar cuyo destino resulta poco claro en sus vidas.

Tomando el cuento “La morgue de la esperanza” -escrito por el director-, la obra de teatro “El hambre de los artistas” de Alberto Ajaka y el poema “Meus oito anos” de Casimiro de Abreu, Canel construye una historia hecha de a retazos. Entre las diferentes capas narrativas ciertas similitudes emergen como la temática de viaje y el sentimiento de nostalgia. Movilidades que no siempre implican grandes distancias, pero exponen la aventura de encontrarse con rostros desconocidos, con nuevas historias, pero también con una reinterpretación de las propias.

Los espacios de tránsito acompañan a protagonistas que no se encuentran cómodos en sus presentes, sino que se escapan y pierden a lo largo de distintos territorios, mientras buscan el modo de recuperar sus equilibrios perdidos. El motivo del agua, en tanto se repite en forma de mar y de lluvia, se presenta para acompañar y reforzar esta idea de movimiento. “El agua arrancó las plantas de raíz”, dice la voz en off del narrador y del mismo modo se percibe a estos personajes que se deambulan sin llegar a tierra firme.

Hollywood, Río, Buenos Aires son parte de una misma nostalgia. Es en ella donde la narración se hunde. Es el sentimiento de lo que fue, de lo que pudo ser, atestiguado en las múltiples historias de vida con más derrotas que victorias. La infancia que evoca una poesía es ese pasado mejor, los años perdidos. Todos ellos lo comprenden: no hay nadie a quien rezarle para escapar de sus realidades, tampoco hay punto de retorno, solo malestar.

Argentina, 2019
Guion y dirección: Santiago Canel. Asistente de dirección: Lucila Frank, Andrea Morasso
Director de Fotografía: Pablo Desanzo (ADF). Fotografia Adicional: Fernando Teixeira (Brasil), Nicanor Gonzalez Aybar (USA), Sebastian Toro, Francisco Corral (Bs. As). Imágenes super 8mm: Santiago Canel. Director de Sonido: Rodrigo Merolla. Montaje: Francisco Corral. Directora de Arte: Jorgelina Scheidegger. Jefe de Producción: Dolores Montaño, Marina Freyre. Casa Productora: Gavilán Cine. Elenco: Paula Carruega, Alberto Ajaka, Julia Martinez Rubio, Ariel Lovotti, Ailín Salas, Mariano Caligaris, Andy Gorostiaga, Gabriela Saidon, Santiago Canel, Ignacio Huang, Pablo Ramos, Monica Lairana, Paulo Autran. Duración: 84 minutos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s